Investigan en Navarra cómo las bacterias muertas pueden ayudar a combatir la obesidad

Pamplona (EFE).- Investigadores de la Universidad de Navarra (UNAV) y del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) estudian la forma en que determinadas bacterias muertas pueden ayudar en el intestino a combatir la obesidad y otras enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2.

La investigación la llevan a cabo estos dos agentes del SINAI (Sistema Navarro de I+D+i) en el marco del proyecto ‘Parabiotics’, que estudia la aplicación de agentes paraprobióticos y postbióticos en la prevención y tratamiento de la obesidad, y los mecanismos implicados en este proceso.

Bacterias muertas igual de eficaces

Los probióticos se han presentado como una solución para la mejora de la microbiota intestinal, pero el proceso necesario para que esas bacterias lleguen vivas al intestino es complejo.

Por ello, en este proyecto, los equipos de investigación de UNAV, liderado por Paula Aranaz, y de CNTA, liderado por Raquel Virto, están investigando cómo conseguir que las bacterias también sean eficaces en el intestino cuando están muertas, lo que se denomina como ‘postbióticos’.

Actualmente ya han conseguido demostrar la eficacia de dichos postbióticos en gusanos y en ratones, lo cual abre el camino hacia el desarrollo de nuevas terapias contra patologías como la obesidad, la diabetes tipo 2 o alteraciones en los niveles de glucemia, colesterol y triglicéridos.

Scroll al inicio